Un mal día, el oso polar se despertó en mala posición, con mal aliento y de mal humor. Estaba harto del encierro, la gente, el ruido. Decidió abandonar el zoológico y buscar un lugar bien alto donde tomar un avión que lo llevara de regreso a casa. Alla iba él con su valija, su bufanda nueva y su determinación sin sospechar que no todos los aviones conducen al Polo y que muchas veces las mudanzas son tan caóticas, necesarias y sorprendentes como los nuevos comienzos.

Un mal día... el oso polar

$2.200,00

3 cuotas sin interés de $733,33

10% de descuento pagando por transferencia bancaria ó efectivo

Ver formas de pago

Debido a la situación de cuarentena total en el país, los tiempos previstos de entrega pueden sufrir demoras.

Calculá el costo de envío

Un mal día, el oso polar se despertó en mala posición, con mal aliento y de mal humor. Estaba harto del encierro, la gente, el ruido. Decidió abandonar el zoológico y buscar un lugar bien alto donde tomar un avión que lo llevara de regreso a casa. Alla iba él con su valija, su bufanda nueva y su determinación sin sospechar que no todos los aviones conducen al Polo y que muchas veces las mudanzas son tan caóticas, necesarias y sorprendentes como los nuevos comienzos.

Mi carrito